La tecnología híbrida de Honda como opción de movilidad

0
1411

Para Honda, la tecnología híbrida abre un amplio abanico de posibilidades del futuro eléctrico de la movilidad. Esto implica un camino que, a largo plazo, nos llevará a la expansión y consolidación de los vehículos eco, coches cero emisiones, dotados de inteligencia artificial y que operarán de forma autónoma.

Actualmente, la industria automotriz enfrenta a dos grandes retos para alcanzar una movilidad sostenible: las ciudades y el medioambiente. Entre las opciones de movilidad presentes, dado el estado actual de las infraestructuras de abastecimiento de electricidad, hidrógeno, gas natural comprimido y gas licuado de petróleo, está ganando rápidamente terreno la tecnología híbrida (que combina dos tipos de motorizaciones, la de combustión y la eléctrica)

En este sentido, dentro de los modelos de Honda, el Honda Insight se destaca por ofrecer la eficiencia de combustible que los compradores de híbridos demandan, además un estilo elegante, fuerte aceleración y un manejo refinado.

Honda Insight 2019, la tercera generación del sistema híbrido de dos motores de Honda, cuenta con un motor a gasolina muy eficiente 1.5 litros de ciclo Atkinson y un potente motor eléctrico, combinados los dos motores ofrecen hasta 151 caballos de fuerza y 197 libras-pie de torque. En la mayoría de las circunstancias, Insight opera como un híbrido en serie – el motor a gasolina funciona como un motor generador para producir electricidad ya sea para alimentar al motor de propulsión o recargar la batería de iones de litio de 60 celdas, o ambos.

Como el motor eléctrico impulsa directamente las ruedas motrices, la tecnología de dos motores de Insight trabaja sin una transmisión automática convencional. Cuando las circunstancias lo demandan, un embrague de bloqueo conecta directamente el motor a gasolina con el eléctrico, brindando la más eficiente operación para manejo en carretera.

Las paletas detrás del volante funcionan para el control regenerativo de energía, tiene tres niveles de desempeño que hace la función de frenado con motor, resulta conveniente en pendientes de descenso o tráfico pesado, y además aprovecha esa energía para recargar la batería. El sistema aprovecha la energía cinética de la desaceleración y la transforma en energía eléctrica a través del sistema de frenos regenerativos.

Las ventajas de esta opción de movilidad son muy completas: se reduce el impacto ambiental al contribuir en la disminución de emisiones del vehículo a la atmósfera, existe ahorro de combustible al combinar la tecnología eléctrica con la de combustión y contribuye a reducir la contaminación acústica del tráfico rodado (al tratarse de vehículos más silenciosos en su funcionamiento). En lo referente al tráfico en las grandes ciudades -y sus progresivas restricciones de circulación debido a leyes de movilidad sostenible por causas de movilidad y medioambientales-, las ventajas de los coches híbridos son numerosas.

Dejar respuesta