Un auto de Rally no es como los autos a los que estamos acostumbrados a conducir dentro de la ciudad o carretera. Básicamente el diseño exterior es similar pero un vistazo al interior revela cambios dramáticos en su diseño.

Creando un auto de Rally:

Primero se desmantela casi por completo dejando únicamente su esqueleto de metal visible y se preparan para los siguientes cambios:

1. Menos peso

Un auto de carreras debe ser rápido ya que se compite por tiempo. Para ayudar a los pilotos a lograr esto los ingenieros quitan todos los paneles innecesarios que cumplen únicamente con funciones estéticas para no cargar peso extra. También se le quita toda su pintura ya que ésta también aporta un aproximado de 5 kilos de peso que pueden costarle la victoria al auto por milésimas de segundo. En vez de pintarlo el auto se rotula con vinil ya que es menos pesado y rápido de aplicar.

 

2. Mayor seguridad

Para bajar el riesgo de heridas graves durante un choque se construye una “jaula” de acero que después es soldada dentro del auto. Ésta jaula ayuda a mantener la estructura del auto incluso en caso de voltearse y da mayor estabilidad en vueltas demasiado cerradas. Además se le hacen modificaciones a los frenos y se cambia su transmisión a una 4×4.

5 Diferencias entre un auto de Rally y el tuyo

3. Menos detalles

Un auto de rally necesita ser eficiente y para lograrlo se deja de lado el estilo elegante dentro del mismo. El tablero se cambia completamente, es desmantelado y reemplazado por uno nuevo de fibra de vidrio que se cubre con un tapiz mate anti brillo para evitar el reflejo de luz que puede complicar las maniobras de los conductores. Además los elegantes asientos son cambiados por unos hechos de fibra de carbono que son más ligeros, más seguros y casi indestructibles.

 

4. Mayor potencia

El motor es el mismo aunque se le aplican algunos cambios estratégicos para mejorar su potencia. Se le añade un cargador turbo y se le hacen mejoraras a los pistones para que alcance los 300 hp. Además se cambia el tanque de combustible por uno de mayor capacidad hecho de goma gruesa expandible que evita que se rompa en caso de un choque y pesa menos. Y por último se le añade un sistema de enfriamiento extra al radiador para evitar que se sobrecaliente.

5 Diferencias entre un auto de Rally y el tuyo

5. Un exterior más deportivo

Se cambian algunas partes del auto debido a necesidades funcionales como las defensas, las cuales necesitan ser más grandes para cubrir las llantas que son de mayor tamaño. Los cristales son reemplazados por ventanas de plástico a prueba de choques o impactos y son añadidas al vehículo con cinta para que sea más fácil removerlas en caso de un accidente. Y no pueden faltar los detalles estéticos exteriores como logotipos y líneas deportivas, las cuales se añaden con vinil para minimizar peso.

 

Muchos de los vehículos que compiten en carreras de Rally tienen su hermano gemelo, casi idéntico exceptuando los cambios que ya te he platicado, que te brindan una experiencia de manejo dinámica y el estilo de un auto deportivo. Este es el caso del Honda Civic y otros modelos que, auqnue participen en carreras o sean rotulados, las marcas crean la opción gemela sin modificaciones para que puedas conducir uno pero con todas las comodidades de un vehículo normal.

 

Dejar respuesta