Conoce el Motor Boxer de Subaru

0
1641

Probablemente coincidas en que un coche Subaru es sinónimo de seguridad, además de contar con un exterior que no deja indiferente a nadie y un motor envidiable. Pues bien, es precisamente a este último aspecto al que queremos hacer referencia en estas líneas. Y es que el motor Boxer sigue siendo uno de los estandartes de Subaru.

La de estos motores Boxer es una historia ligada al éxito, la innovación y la investigación. Han pasado ya casi 55 años desde que se incorporaron al Subaru 1000. Corría el año 1966, y el gran avance que este supuso para el mundo de la automovilística solo puede medirse en unas cifras que realmente sorprendían: 1000 c.c. y 55 CV de potencia.

Estas cinco décadas de colaboración han marcado la historia de Subaru, pero también le han permitido optimizar las ventajas de estas increíbles piezas. Así, a día de hoy, este impulsor se encuentra en su tercera generación y sigue gozando de una estupenda opinión entre el público.

¿Qué es lo que hace a este motor tan distinto a los demás? En primer lugar, sus pistones están simétricamente dispuestos a ambos lados, para que contrarresten sus fuerzas. Asimismo tiene una menor altura, lo que se traduce en un centro de gravedad más bajo; característica clave para garantizar una marcada estabilidad.

De igual forma, el continuo cuidado por los detalles ha permitido lograr algo enormemente importante: asegurar un equilibrio rotacional adecuado y una intensidad de vibraciones mucho menor sin descuidar la precisión en curva. A nivel energético, además, la potencia que puede producir con una pequeña cantidad de gasolina es sorprendente.

Ya sabes: seguridad y Subaru siempre serán sinónimos. El motor Boxer es una de las señas de identidad de nuestra marca. Y ha sido, sin duda, el comienzo de la transición hacia la conducción del siglo XXI. ¿Te gustaría conocer más? Visita la página oficial aquí.

Dejar respuesta