Tres NSX, a la conquista de Pikes Peak

0
2245

En el plazo de un mes, tres coches Acura, tres NSX, se enfrentarán a Pikes Peak.

Además, aunque sigue siendo híbrido, añade dos turbos más grandes que le dan 43 CV más de potencia, lo que le permitirá enfrentar a Pikes Peak con 624 potros salvajes empujando con fuerza. Sin olvidar que es también 90 kg más ligero que un Acura NSX de calle.

Uno es el NSX Time Attack, que lleva un alerón enorme y el splitter frontal, gracias a lo cual obtiene una extra de carga aerodinámica.

Después hay un NSX estándar; es decir, con sus 580 CV y todo lo que podrías encontrar en un NSX recién salido del concesionario (aunque dejando de lado el equipo de seguridad obligatorio). Es fácil distinguirlo por sus rines azules.

El Acura NSX 2019 será el Pace Car oficial durante el evento de este año The Broadmoor Pikes Peak International Hill Climb el 30 de junio. Esto marca el quinto año consecutivo que Acura lidera el campo en Pikes Peak. La segunda generación de NSX sirvió por primera vez como Pace Car en 2015, y desde entonces ha competido en la carrera.

David Donner, seis veces campeón y actual titular del récord de Time Attack 2 Production Class, estará pilotando el NSX Pace Car hasta la cima. El NSX Time Attack lo llevará James Robinson, que ya ha conseguido varios podios en la prueba y el segundo estará en manos de su hermano Nick, que el año pasado marcó el récord de tracción delantera con el Acura TLX.

Dejar respuesta