En la actualidad, una característica común en los autos de versión más equipada o premium es un sunroof o quemacocos, que en mi opinión nunca les he encontrado un uso práctico, si no más bien como una cuestión de estética o aparentar que se cuenta con un carro deportivo.

De acuerdo a un par de fuentes, el uso original del quemacocos  se dio hace muchos años en Europa debido a que de esta manera los autos en invierno conservaban mejor el calor al interior de los mismos, con el tiempo y al llegar a América, éstos aditamentos cobraron más fama por ser estéticos, “confortables” y dan a los vehículos un aire sofisticado y deportivo, aunque claro, nunca está de más un uso más «romántico» también.

contenido1

Datos sobre el quemacocos

Como un dato importante, el quemacocos, al igual que cualquiera de las ventanas de un auto, al estar abierto “frena” el vehículo y provoca que se gaste mayor cantidad de gasolina, por lo que se recomienda cerrarlo sobre todo en carretera. Además que así evitas una fuerte corriente de aire que puede hacer un desastre si cargas con papeles sueltos o basura.

Igualmente, como cualquier ventana, se debe supervisar o evitar que lo usen los niños, ya que pueden sufrir machucones muy dolorosos y en ocasiones graves.

Muchos de los “usos” que equivocadamente se le han atribuido a los quemacocos es  asomarse por ellos, llevando medio cuerpo afuera. Es sumamente peligroso sobre todo tratándose de niños, en un “enfrenón” de emergencia pueden desnucarse o decapitarse.

El quemacocos,  requiere de cristales templados. Esto quiere decir, que en caso de rotura, no tengan daño corta punzante, y sea de mayor protección y seguridad para los pasajeros. Un detalle muy importante hoy en día,  es la protección contra rayos UV que se debieran ofrecer en todos los modelos que estén disponibles en el mercado. De no ser así, es preferible no adquirirlos.

No es de lo más recomendable instalar un quemacocos a un auto que no fue diseñado para tener uno, ya que existen riesgos de una mala instalación o uso de malos materiales. La mejor opción siempre será adquirir el auto con el quemacocos ya instalado.

¿Qué opinas? ¿Eres fan de los quemacocos o no? Queremos conocer lo que piensas en los comentarios.

 

Dejar respuesta