Normalmente se considera que los faros antiniebla son un lujo más que una necesidad, o que si se tiene faros halógenos potentes puede nulificar el uso de los faros antiniebla. Se dice que no son obligatorios, así que muchas veces un coche no los trae, sobre todo si es una versión básica de precio más económico, dejándolos si acaso como un equipamiento opcional o para las versiones mejor equipadas, y más costosas, claro.

Esto es un mito ya que por su mismo nombre, estos faros se vuelven indispensables cuando surge una situación donde se presente niebla, y casi no es hasta que se usan por primera vez, que uno puede apreciar su valor realmente.

Por eso en Roca News te decimos la importancia de tener estos faros en tu automóvil y en las situaciones idóneas para su uso.

funcion de los faros

¿Cuál es la función de los faros de niebla?

La luz de cruce o corto alcance de faros halógenos no sustituye a la luz de los faros antiniebla, y tampoco la sustituye la luz de cruce de unos faros de xenón, o de unos faros LED, por superior que sea la intensidad de luz que proyectan. Si hay niebla encenderíamos la luz de cruce, pero no vamos a tener la misma calidad de iluminación que si tuviéramos además luz antiniebla.

La niebla es un fenómeno meteorológico que consiste en la suspensión de gotas muy finas de agua en el aire, debido normalmente a una humedad alta y una temperatura ambiente fría. En otras palabras, es una nube baja a ras de suelo.

Tanto la lámpara como el propio farose diseñan para que la luz atraviese un poco más la niebla, e ilumine un poco mejor el carril. Este haz de luz es más intenso que el de la luz de cruce, pero además se orienta algo más bajo y ancho.

uso de faros indispensable

El uso indispensable

Si tenemos un automóvil con faros antiniebla, no olvidemos cuándo hay que usarlos. La luz de estos mismos, cuando no hay ni niebla ni lluvia, es bastante deslumbrante, así que si los llevamos encendidos estamos molestando, e incluso llegando a poner en riesgo a ciertos conductores que pueden quedarse sin visibilidad durante unos segundos debido al deslumbramiento producido.

La luz antiniebla delantera se enciende solo en tres situaciones: primero, que haya niebla, y tanto más cuanto más espesa sea esta, segundo cuando hay lluvia intensa, está nevando o hay nubes de polvo o humo, tercero, si se circula de noche por una carretera estrecha y con curvas de poca visibilidad se pueden llevar encendidos los faros antiniebla.

Si además la niebla es muy densa y la lluvia, nieve o nube de polvo o humo es muy intensa y reduce drásticamente la visibilidad, se encenderá además la luz posterior de niebla, de color rojo muy intenso.

En condiciones normales no se puede circular con las luces antiniebla, ya que pueden cegar o distraer a los otros conductores.

Así que no hay excusa, los faros antiniebla son útiles, pero solo hay que usarlos cuando toca. Si tienes más dudas o comentarios sobre esta nota, no dudes visitarnos en Honda Roca, Acura León, o déjanos tu comentario.

 

Dejar respuesta