Malos hábitos en la conducción

0
1055

Aunque a menudo parezca cómoda y placentera la vida al volante, hay una gran responsabilidad y riesgos a evitar. Ir demasiado rápido y las distracciones con el celular son solo algunas de las causas más populares de accidentes de autos.

El año pasado la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) indicó que México es el noveno lugar mundial en muertes por accidentes de tránsito y estos accidentes no solo involucran a las personas dentro del vehículo, una gran parte de los registros son por peatones. Las cifras del El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) muestran que durante 2018 fallecieron 16,035 personas por accidentes por vehículo de transporte, lo que representa 2.2% del total de las defunciones registradas en ese año. En México, casi la cuarta parte (23.4%) de las personas que fallecieron en accidentes de tránsito eran peatones.

El hábito de utilizar el celular mientras se maneja es uno de los que deben modificarse. Una llamada de un minuto y medio, aunque se utilice manos libres, tiene un fuerte impacto en la capacidad de atención del conductor, que deja de percibir hasta un 40% de las señales. A 120 km/h, si escribimos un mensaje breve recorremos 660 metros sin mirar la carretera, y si seleccionamos un número para llamar circularemos una distancia equivalente a unos cuatro campos de fútbol sin prestar atención.

Aunque las preocupaciones cotidianas y el placer de conducir puedan a veces hacernos olvidar, es responsabilidad del conductor recordar lo vulnerables que somos los humanos y tomar las medidas adecuadas. Los fabricantes de autos también tienen cada vez más presente la seguridad de los pasajeros y marcas como Honda, incluso la seguridad de los peatones; sistemas de frenado automático, asistente de mantenimiento de carril, control crucero adaptativo son solo algunos de los sistemas de seguridad que implementa Honda en sus autos.

En las últimas décadas, Honda ha desarrollado un gran número de sofisticados sistemas de seguridad activa y pasiva para proteger a los ocupantes de sus vehículos. Pero todas estas tecnologías modernas parten de un supuesto clave: los ocupantes del automóvil llevan el cinturón de seguridad abrochado.

A pesar de ser obligatorio para todos los pasajeros desde hace años, es bajo el porcentaje de pasajeros que viajan en la parte trasera y utilizan el cinturón de seguridad. Es importante recordar que este sigue siendo uno de los dispositivos más efectivos puesto que reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente.

Otro factor importante que se debe cambiar es el reducir la velocidad. Este es un factor que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que incrementa la probabilidad de sufrir un accidente, y agrava las consecuencias. También las luces intermitentes son algo básico de lo que muchos conductores se olvidan de utilizar; señalar todas las maniobras es fundamental para que el resto de conductores puedan predecir los movimientos de nuestro vehículo.

Seguridad para todos

Honda no pisa el freno en sus esfuerzos por desarrollar e implementar sistemas avanzados de asistencia al conductor que permitan avanzar hacia una sociedad libre de accidentes de tráfico a través de los cuales mitigar los efectos que éstos provocan, no sólo en conductores y ocupantes sino en todas las personas que comparten la carretera. Honda SENSING, el sofisticado paquete de sistemas de seguridad que equipa actualmente los modelos de la marca, es la prueba de ello.

Sin embargo, para que los esfuerzos de Honda y todas las flamantes nuevas tecnologías de seguridad funcionen, es necesaria una condición previa: que los conductores mantengan buenos hábitos al volante.

Dejar respuesta