Hace algunos años, jamás nos hubiéramos imaginado las maravillas tecnológicas con las que contamos hoy en día, bueno tal vez en una novela, caricatura, película o videojuego de ciencia ficción.

Pero gracias a las mentes brillantes y la curiosidad enorme del ser humano hemos avanzado paulatinamente a lo que tan sólo se encontraba en la imaginación, para bien o para mal.

Uno de estos adelantos sorprendentes es el “vehículo autónomo”, pero ¿a qué se refieren con esto?

cont_1

Una vehículo autónomo, como su nombre lo dice, es un coche que literalmente se maneja solo sin tener la necesidad que un humano lo controle o esté supervisándolo. Estos vehículos pueden detectar obstáculos y sus alrededores gracias a la tecnología del sonar, GPS, visión artificial (la cual consiste en video que la máquina interpreta y analiza), odometría y LIDAR (Light Detection and Ranging, tecnología que permite determinar la distancia desde un emisor láser a un objeto o superficie utilizando un haz láser pulsado). Con lo anterior el auto sabe identificar los otros vehículos que se encuentren en el camino.

Estos vehículos se espera que ayuden a los conductores para evitar accidente, ayudar si el piloto está distraído o cuando este se encuentre con un ser querido que tenga algún tipo de daño en la vista o a personas de la tercera edad para que no pierdan su independencia y puedan tener la facilidad de movilidad que un auto representa.

El futuro llegó con los vehículos autónomos

En este tipo de vehículos hay niveles de lo que puede llegar a hacer, no todos son 100% independientes de la mano humana. En el 2014 la SAE (Society of Autmotive Engineers) dio a conocer un comunicado, donde clasifican a los vehículos según el nivel de automatización el vehículo:

0: Sin automatización.

1: Asistencia del conductor, sólo cuenta con asistencia en la dirección o aceleración (cruise control), las cuales siguen siendo realizadas por el piloto, así como las demás funciones del auto.

2: Automatización parcial, el conductor deberá responder a los obstáculos o eventos que se puedan presentar si el sistema falla. El sistema automatizado sólo ejecuta el frenado, dirección y aceleración.

3: Automatización condicionada, en pocos ambientes como la carretera, no se requiere de la atención del conductor.

4: Automatización alta, con este modo no se requiere la atención del conductor, al menos que se presente clima severo, en este caso el control se pasa de nuevo al humano.

5: Automatización total, la única interacción humana que se necesita es para elegir un destino y empezar el sistema.

Ahora que ya sabes en lo que consiste un vehículo automatizado ¿qué opinas? ¿Emocionado por el futuro?

Dejar respuesta