La seguridad, sobre todo mientras manejas, es uno de los principales aspectos que uno debe tomar en cuenta en un vehículo. El más importante avance para nuestra seguridad en el camino son las bolsas de aire.

Las bolsas de aire, proveen de amortiguamiento cuando uno se encuentra en un accidente o impacto. Estos dispositivos por lo general están escondidos a simple vista y  se inflan al momento del impacto.

¿Cómo funcionan?

Bolsas de aire

Al instante que un impacto empieza, los sensores empiezan a medir que tan severo es. Si el choque es lo suficientemente duro, en una fracción de segundo a 200 millas por hora, las bolsas de aire se llenan de gas y son desplegados. Su durabilidad, por lo general, es muy alta. No necesitan mantenimiento de algún tipo, una bolsa de aire que funcione apropiadamente puede durar toda la vida útil de un auto. Cuando las bolsas de aire son desplegados después de un choque, se deben intercambiar.

¿Cuáles son los tipos de Bolsas de Aire más comunes?

Bolsas de aire

Frontales: Son los que se encargan de proteger la cabeza y pecho de la persona de golpear estructuras del vehículo que son conocidas por ocasionar lesiones severas. Ofrecen mayor protección si se está usando en conjunto con el cinturón de seguridad. La bolsa de aire frontal del conductor está situada en el volante, mientras que para el copiloto se encuentra en su lado del tablero.

Laterales: Protegen la cabeza y pecho en el caso de un choque de lado, para prevenir que contacto con la estructura del auto, otro vehículo, o algún objeto como un árbol o poste. Muchos coches despliegan las bolsas de aire frontales junto con las laterales en caso de un impacto de enfrente, para prevenir algún tipo de golpe dentro del vehículo. Algunos autos tienen las bolsas de aire en las puertas, y los modelos más nuevos las tienen en los asientos, estos últimos además del pecho y cabeza, adicionalmente protegen la pelvis. También puede haber cortinas para proteger la cabeza en el techo y son desplegados para cubrir la ventana.

Bolsas de Aire laterales para volcaduras: En algunos modelos, las bolsas de aire laterales pueden ser desplegados  en caso de que el vehículo sufra una volcadura, gracias a unos sensores que pueden medir los movimientos laterales e inclinación del auto.

Las bolsas de aire frontales han reducido los accidentes fatales en coques de frente en un 29% y en pasajeros y conductores de 13 años en adelante en un 32%. En el caso de las bolsas de aire laterales, reducen el caso de fallecimiento hasta un 37%.  Tener en funcionamiento adecuado este sistema de seguridad es vital para la tranquilad, tanto del conductor como el del pasajero.

Dejar respuesta