El ser dueño de un automóvil o medio de transporte ha pasado de ser un lujo a una necesidad debido en parte al crecimiento de nuestras ciudades y a que día a día tenemos más actividades que realizar en menor tiempo, muchas de las cuales requieren que estemos en distintos lugares.

Cuando somos pequeños muchos de nosotros, o al menos en mi caso, vemos los automóviles como un gran sueño, con su pintura pulida y brillante, el sonido reconfortante del motor cuando nuestros padres nos llevan a la escuela y hasta la comodidad de los asientos para alcanzar unos minutos más de sueño antes de llegar. Pero ese sueño un día podrá ser realidad, solo que a diferencia del automóvil o camioneta de nuestros padres, a muchos de nosotros, nuestro primer auto resulta no ser tan grande, lujoso y descubrimos que tenemos que llenar el tanque de nuestra cartera.

Así que, habiendo pasado por la emocionante experiencia de comprar mi primer vehículo después de graduarme, con la experiencia reciente de un amigo que justo acaba de tramitar las placas de su primer auto y las recomendaciones de los expertos de Kelley Blue Book, he compilado una lista de tips que espero sean útiles para ti y para todos aquellos que están por tomar la importante decisión de comprar su primer automóvil.

1. Fija un presupuesto y método de compra reales

¿De contado o a crédito? Antes de responder a esa pregunta fija un presupuesto real con base en tus ingresos seguros y ahorros. ¿Qué no debería entrar en estos conceptos? Bonos, premios y cualquier ingreso que no tengas contemplados en recibir.

Para comprar un automóvil por financiamiento hay más gastos que sólo la mensualidad o el pago de contado y debes incluirlos en tu plan. Los vehículos requieren enganche, comisión por apertura de crédito, seguro de vida, seguro de vehículo (según el tipo de póliza), mantenimientos, trámites de placas y por supuesto, gasolina entre otros. Si en cambio buscas un vehículo de contado los gastos son similares, sin el enganche y comisiones pero siempre tendrás que pensar en los trámites oficiales y a mediano plazo los servicios de mantenimiento y gasolina.

primer auto

¿Un tip? Pide cotizaciones del vehículo que te interese en todas las formas de pago y en todas las combinaciones de meses de financiamiento disponibles para revisarlas en casa y con una calculadora a la mano.

2. Define tus prioridades para tu primer auto

Si lo que buscas es un vehículo que te lleve de casa al trabajo o a la escuela pero no piensas salir de aventura en él, podrías dejar pasar equipamiento que suele estar pensado para otras necesidades, como un navegador GPS o un par extra de bocinas. Piensa que lo más importante es tu seguridad al volante, y que el vehículo te brinde lo que tú necesitas de él.

Recuerda que el servicio que ofrece un compacto a una SUV es completamente diferentes, tomando en cuenta que son creados para diferentes necesidades.

primer auto

3. Investiga y considera tus opciones

Una vez que sepas qué quieres y para qué lo quieres, tu vehículo debe cumplir con más de lo que muestre una ficha técnica, debe pasar tus expectativas en una relación precio-calidad-seguridad y debe superar la prueba de manejo. Es indispensable que te pongas al volante de todas tus opciones. Sí, todas. Una decisión tan importante requerirá tiempo y esto significa que lo más conveniente es planear pruebas de manejo y preguntar durante la misma todas las dudas que tengas, y cómo sería en situaciones reales de camino tanto en carretera como en ciudad.

contenido3

¿Dónde buscar? En Internet. El acceso a la información ha mejorado exponencialmente, revisar sitios web de las concesionarias es una buena idea para evaluar tus opciones y claro, blogs y sitios de opinión. Todo esto te ayudará a darte una idea de cómo es el producto que evalúas y al momento de ponerlo a prueba te ayudará en tu decisión.

Recuerda que este proceso debe ser positivo, divertido y emocionante. ¿Tienes alguna recomendación para complementar el tema? Por favor déjala en los comentarios.

 

Dejar respuesta