Acura MDX: Espíritu deportivo

0
1999

Si buscas una opción con un diseño imponente y con la tecnología necesaria, la MDX es perfecta para ti.

Antes de comenzar a hablar de la tercera generación de la MDX, demos un repaso de las generaciones pasadas.

Todo comenzó en el año de 1983, cuando la división de vehículos de lujo de Honda tomó al Isuzu Trooper para comenzar a comercializarlo como un modelo propio al que denominó como Acura SLX, éste se mostraba como una versión renovada y mucho más ligera del SUV japonés.

A inicios de los años 2000 Acura cambió el nombre de SLX a MDX, como una renovación de la marca que representaría un cambio generacional para la mayoría del catálogo de productos.

La segunda generación llegó siete años después, cuando se actualizó el producto para darle un aspecto más atractivo. Incorporaba un tren motriz de seis cilindros y 3.5 litros asociado a una caja automática de cinco relaciones.

La tercera generación de esta SUV de tres filas posee un aspecto más lujoso.

Aquí podemos aplicar el siguiente dicho: “como los buenos vinos, entre más pasa el tiempo, luce mucho mejor”

El tiempo ayuda para todo y para nuestra MDX no fue la excepción. En el frontal ya notamos ese espíritu deportivo, pues este lavado de cara mantiene el lenguaje de diseño adoptado hace algunos años, pero se ve mejorado con la introducción de la variante A-Spec, que solo vestía a modelos como ILX y TLX.

Esta SUV posee una parrilla de tipo diamante con un grupo óptico LED, que la marca denomina como Jewel Eye. Además, esta versión añade quemacocos, alerón, difusor y doble salida de escape deportivo, así como nuevo juego de rines de 20 pulgadas. Continúa impulsándose por un bloque de seis cilindros de 3.5 litros, capaz de generar 290 caballos de fuerza.

No lo pienses más, ven a conocer la MDX y enamórate de su tecnología y elegancia.

Dejar respuesta