Desde que los automóviles se convirtieron en un medio de transporte necesario en la sociedad, hemos comprendido poco a poco que además de prestarnos un servicio que nos permite hacer más en menos tiempo gracias a que nos recortan el tiempo de traslado de un lugar a otro, conducirlos implica también cierto riesgo tanto para los pasajeros como para todo lo que nos rodea.

En esto se centra la necesidad de contar con protección tanto para nuestra inversión como para nosotros mismos y nuestros acompañantes. Así nace la idea de conducir bajo la protección de un seguro de autos.

Muchas veces resulta confuso o incluso algo tedioso el hecho de comparar qué seguro es el más conveniente para nosotros, cuál nos brinda el mejor equilibrio entre costo beneficio o simplemente cuál nos recomiendan nuestros amigos y familiares y por qué. Por ello, tenemos algunos tips para analizar más rápidamente las condiciones y opciones que puedas tener en mente.

¿Cómo entender un seguro de autos?

Según la Profeco, un seguro de automóvil te protege contra los daños o pérdida total o parcial de tu vehículo en caso de accidente o robo, así como los gastos médicos se generen por el accidente.

Tipos de cobertura

Tipos de cobertura: limitada y amplia

Coberturas:

  • Robo total de automóvil: Ampara la pérdida total del vehículo por robo y asalto así como sus daños materiales y pérdidas.
  • Responsabilidad civil por daños a terceros: Ampara la responsabilidad de datos causados a terceros y sus bienes.
  • Gastos médicos: Ampara el pago de gastos por lesiones.
  • Defensa jurídico y asesoría legal: Ofrece servicios de asistencia en caso de accidente o robo total del automóvil.
  • Daños materiales: Garantiza la reparación de daños materiales según lo estipula la póliza.

Términos

Algunos términos que hay que conocer:

  • Beneficiario: Es quien recibe la indemnización o prestación convenida o contratada.
  • Cobertura: Es la responsabilidad asumida por tu compañía aseguradora.
  • Daño: Es toda pérdida personal o material, parcial o total, que sufre una persona física o moral, en su vida o en su patrimonio.
  • Deducible: Cantidad o fracción porcentual que se establece en las pólizas que queda a cargo del asegurado y que no es indemnizable por la aseguradora.
  • Evento: Se trata de un suceso súbito o violento que no se puede prever o evitar, que deriva en destrucción o daño en los objetos o sujetos asegurados.
  • Póliza de seguro: Instrumento que confirma el contrato. Debe contener todas las normas que regulan la relación contractual entre la aseguradora y tú.
  • Costo o precio del seguro: El importe lo cubres tú. Lo determina la aseguradora y está destinado para la protección que otorga la misma, en los términos de la póliza.
  • Riesgo: Es la probabilidad de que ocurra un siniestro en la persona. Sí, está previsto en las condiciones de la póliza.
  • Siniestro: El aconecimiento o hecho previsto en el contrato. Genera la obligación por parte de la aseguradora de indemnizarte.
  • Suma asegurada: Es el monto máximo que te van a pagar en caso de siniestro.
  • Vigencia: Periodo de validez que tiene el contrato.

Simpre lee las condiciones de tu póliza

Tiene algo de cierto decir o pensar que el mejor seguro es aquel que nunca es necesario utilizar, ya que esto significa que nunca nos encontraremos en una situación de siniestro o accidente. Sin embargo, difícilmente esto es algo real y lo mejor que podemos hacer es prepararnos ante cualquier situación futura e imprevista que pueda darse en nuestro camino.

Es recomendable que te des el tiempo de evaluar y leer las condiciones y restricciones de las distintas opciones de seguro que estás considerando antes de adquirirlos. Un tip útil es revisar las páginas de Internet de las aseguradoras y revisar las condiciones vigentes para compararlas. La gran mayoría las encuentras publicadas en su sitio web, así como su vigencia y bajo qué condiciones aplican.

Una vez que las revises, compara los montos, tiempos de respuesta, condiciones, sumas aseguradas y facilidad de trámites. El servicio al cliente también es algo determinante, sin embargo, para poder conocer más a fondo cómo funciona lo recomendable es preguntar a personas de confianza, que hayan ya utilizado el servicio de la aseguradora de tu interés.

Si quieres conocer más sobre qué preguntar a un asesor de seguros, puedes leer nuestras breves recomendaciones en esta nota, o bien dejarnos tus comentarios.

 

2 Comentarios

  1. Gracias por la información de esta nota, muy, muy útil. Muchos, incluyéndome yo, no tenemos conocimiento cierto de lo que es la póliza de seguro de automóvil, ni de que cubre ni de cuales son los términos del seguro. Esta información es de mucha utilidad, gracias y espero que publiquen más notas de este tipo sobre autos y todos los temas «accesorios». Saludos.

    • Hola Jorge, muchas gracias por tomarse el tiempo de leer nuestra nota. Nuestro objetivo es compartir cada vez más información útil para todos ustedes y tips para que puedan disfrutar al máximo sus vehículos y todos lo relacionado con ellos. Agradecemos infinitamente su atención. ¡Saludos!

Dejar respuesta