El futuro es ahora y cada día más sorprendente. Pensando en el ambiente y el cómo mejorar nuestra calidad de vida, Francia, es el primer país que ha instalado una carretera con paneles solares.

Este proyecto fue construido por Colas, una empresa constructora Anglo-Francesa, en colaboración con INES (El Instituto Nacional Francés para la Energía Solar) y es el desenlace de una planeación que llevó de cinco años para crear lo que ellos le han llamado “Wattway” (literalmente “camino watt”).

Wattway

Al combinar la mejor tecnología para la construcción de caminos y la tecnología de los paneles solares, el pavimento Wattway proveerá de energía limpia y reutilizable en forma de electricidad, sin la necesidad de invadir terrenos ni paisajes naturales. Y los paneles que se usaron en la construcción no son como los que están disponibles comercialmente, el material utilizado fue especialmente hecho para el camino, Wattway está compuesta de celdas insertadas en capas superpuestas, lo cual permite la resistencia y tracción de las llantas, soportando cualquier tipo de movimiento de vehículos de cualquier tamaño.

La prueba tendrá una duración de dos años y esta carretera la podemos encontrar en el pequeño pueblo de Tourouvre au Perche en Normandía, el camino tiene un kilómetro de longitud, lo cual no suena como mucho, pero equivale 2,800 metros cuadrados de paneles fotovoltaicas, lo cual se espera que puedan suministrar algo de energía eléctrica al pequeño pueblo. Esta nueva construcción ha costado 5 millones de euros (algo así como 108 millones de pesos).

Wattway

Pruebas así ya se habían hecho, como por ejemplo en Holanda, donde un camino para bicicletas apodado “SolaRoad”, el cual es de 250 pies (76.2 metros), y ha generado más de 3,000 kilowatts por hora, eso es más es que suficiente para suministrar electricidad para un hogar promedio por un año.

Si quieres saber más sobre este asombroso proyecto visita su página oficial.

Dejar respuesta